ZombVamp

De todo un poco y Mas.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Consejos para educar a tu Loro en casa.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
VersO
RazzO
avatar

Masculino Libra Mensajes : 3052
Reputacion : 7111
Fecha de nacimiento : 21/10/1985
Fecha de inscripción : 06/10/2011
Edad : 31
Localización : Bien cuerdo , nada loco.
Humor : Un Poco.

MensajeTema: Consejos para educar a tu Loro en casa.   Vie Ago 31, 2012 5:30 am



La llegada de un loro a casa : ¿ Qué hacer los primeros días ?


Si bien es muy complicado generalizar, ya que hay grandes diferencias entre el modo de educar a un loro en función de su edad , especie, y sobre todo, del origen de éste, vamos a dar unos consejos básicos para el manejo y educación del loro mascota. Antes de empezar, hay que tener en cuenta que no es igual un loro papillero, que ha mantenido relación con los seres humanos desde su nacimiento, que uno salvaje, que sólo ha tenido relación con otros loros durante toda su vida, y que ha sido arrancado de su hábitat natural de modo drástico y, en la mayoría de las ocasiones, de manera violenta por el hombre, lo cual crea en él una impronta mental difícil de borrar.

La llega del loro a casa es un momento importante, y ponerse en su lugar es algo muy efectivo. Ha llegado a un sitio extraño, metido en una pequeña jaula o trasportín, y una o varias personas le miran y le dicen cosas ininteligibles para él, sonriéndole -es decir, le enseñan los dientes, algo raro para un loro- y acercándole las manos.





Le hablaremos en voz baja, dulcemente, y le situáremos en un lugar tranquilo de la casa, pero en el cual pueda vernos actuar con normalidad, ver cómo nos relacionamos entre nosotros, cómo nos alimentamos y que no actuamos violentamente. Preferiblemente, en estas primeras horas, pondremos al loro en un lugar alto, para que se sienta más seguro, ya que la altura le da confianza.

Naturalmente, si ya tenemos más aves en casa, tendremos que guardar una cuarentena, de modo que ambos pájaros no han de relacionarse, ni compartir juguetes , comida o recipientes, hasta que haya pasado el tiempo suficiente como para asegurarnos de que el nuevo inquilino no tiene ninguna enfermedad latente.


¿ Cuánto tiempo tenemos que esperar para interactuar con nuestro nuevo loro ?


Esta pregunta es difícil de responder, porque va a depender de la personalidad del loro. En general, se recomienda esperar al menos un día para que el animal se tranquilice, aunque si observamos al animalito en la distancia podremos ver su evolución: puede decirse que, cuando el loro empieza a comer, cuando comienza a curiosear a su alrededor y duerme, son señales de que está más tranquilo y por lo tanto, podemos empezar a relacionarnos con él.

Desde el inicio nos moveremos despacio, sin reacciones bruscas, hablándole dulcemente. Es interesante llevar en la mano alguna golosina que pueda llamar la atención del loro (pipas, maíz, cacahuetes, etc.). Le enseñaremos las manos despacio, y las acercaremos a la jaula, observando la reacción del animal. Si se trata de un loro papillero, normalmente este proceso será rápido y el se acercará a coger las golosinas que le ofrecemos, o incluso nos oferecerá su cabecita para que podamos acariciarlo a través de los barrotes. En el caso de un ejemplar capturado, probablemente este proceso se alargue durante días, hasta que el loro acepte las golosinas.





Una vez conseguido esto, vamos a permitirnos abrir la puerta de la jaula. Lógicamente, y para prever cualquier accidente, cerraremos puertas y ventanas, y echaremos la cortina si hay algún cristal o espejo que pueda hacer creer al loro que hay una vía de escape. Con la puerta abierta, realizaremos las mismas acciones que hicimos a través de los barrotes: le enseñaremos las manos, le ofreceremos golosinas, intentaremos acariciar su cabecita, todo en función de los progresos que vamos consiguiendo.

En el caso de que al loro le asusten nuestras manos -ocurre con frecuencia con los capturados- podemos intentar acariciarlos con un lápiz, haciéndoles caricias con la punta de éte en la cabecita ya que, en ocasiones, les da menos miedo que la mano.


Cuando el loro ya se deja tocar.

El animal lleva dos o tres días en casa, come con normalidad, no se asusta cuando nos acercamos, aunque nos mira muy fijamente, dilatando y contrayendo las pupilas muy rápidamente, y coge tímidamente las pipas o golosinas que le ofrecemos de la mano, e incluso agacha la cabecita para que le rasquemos -esto les encanta, sobre todo a los loros jóvenes.






Es el momento de aprender uno de los ejercicios más importantes y básicos en el manejo de un loro: vamos a sacarle de la jaula subido en nuestra mano. Procederemos del siguiente modo: hablándole como siempre, con dulzura y con las golosinas en la mano izquierda, introduciremos la mano derecha lentamente en la jaula con el dedo pulgar plegado sobre la palma, imitando en lo posible con nuestra mano, la rama de un árbol. Si se trata de un loro pequeño, le ofreceremos uno o dos dedos solamente, si es un loro más grande -Amazonas, Yaco, etc- le ofreceremos la mano entera.

Iremos despacio pero con firmeza. Acercamos la mano al loro, con los dedos que están extendidos muy juntos, y el pulgar plegado, la ponemos a delante de él, un poco por encima de sus patitas, diciéndole 'sube' o 'arriba' . Es posible que nuestra mascota acerque su pico, e incluso nos de un pequeño pellizco indoloro: no hay que asustarse ni retirar la mano, sencillamente está asegurándose de que le ofrecemos una 'rama firme' de la que no se va a caer. Si no se sube inmediatamente, podemos incluso empujarle suavemente sobre el pecho, para estimular su instinto trepador.

Cuando el lorito se suba a la mano, le premiaremos, con palabras amables, o con alguna golosina. Con mucho cuidado, y sin dejar de hablarle, le sacaremos despacio de la jaula, ya puesto en nuestra mano. Hemos conseguido algo fundamental: nuestro loro se sube en la mano, y además eso le lleva fuera, con el tiempo, si siempre le sacamos sobre nuestra mano, asociará ésta con el rato de libertad y caricias, lo que va a sernos muy útil para seguir educándolo.





Otros consejos para criar a tu loro en casa.

NO permitir a loro subirse a la cabeza o a los hombros

Enseñarle a perder el miedo a la mano humana con caricias, previo contacto pasivo y evitando usar guantes o palos para cogerlo

NO coger al loro agarrándolo por completo, sino exponer la mano o el dedo para que éste suba por voluntad

Evitar las caricias en las alas si no se tiene la suficiente confianza con el animal. Por lo general en la cabeza, mejillas en incluso la cola resultan más satisfactorias

NO cerrar con la mano el pico del loro, pues esto lo irrita y lo predispone para una actitud agresiva.

NO retirar la mano si, antes de subir, el loro la pica o golpea, pues se trata de una comprobación de estabilidad, que el loro hará por simple rutina. Retirar la mano es demostrarle al loro que no confías en él, y el vínculo puede verse dañado

Recompensar al loro en todo momento del entrenamiento con caricias o palabras amables. Si se conoce bien al animal, también se puede usar su alimento favorito como recompensa.

Hablar al pájaro durante el entrenamiento, sobretodo para ceder o negar permisos. El pájaro relacionará más adelante estas palabras con lo que puede o no puede hacer

Evitar gesticular para comunicarse con el loro, puesto que si en otra situación se gesticula de igual forma el pájaro se confundirá. Además, a los loros les asusta la gente que se mueve demasiado o demasiado rápido

Igual que se debe recompensar las actitudes socialmente aceptadas del loro, se deben castigar aquellas que no lo son. Picotazos, arañazos o lenguajes inadecuados deberán ser tratados de forma que el pájaro entienda que no se ha de repetir. Por ejemplo, si se sostiene al pájaro en la mano en el momento de un picotazo, sacudir la mano o dejar caer al pájaro le mostrará que no debe volver a hacerlo

Regañar al pájaro justo tras una mala conducta por su parte. De lo contrario, éste no entenderá el por qué de ese regaño

El loro aprenderá básicamente por imitación. Por tanto, hay que evitar las actitudes negativas que éste podría copiar de nosotros (chillar, decir palabrotas o incluso ser muy callado y retraído).

Situar al loro en una jaula espaciosa a una altura inferior que la barbilla de la persona más baja de la casa para evitar que el animal tome el rol dominante

El pájaro necesitará juguetes para desarrollar sus habilidades y entretenerse en su gran espacio de tiempo libre. De bebé, debería tener al menos entre tres y seis juguetes, que se reducirán a uno por mes en la etapa de adulto.


Fuente 1

Fuente 2

_________________
Ojo con lo que pides , Podria llegar a pasar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/enelmomentojusto
Apoc

avatar

Masculino Acuario Mensajes : 597
Reputacion : 580
Fecha de nacimiento : 10/02/1995
Fecha de inscripción : 17/12/2011
Edad : 22
Localización : Aca no me ves.
Humor : Puff !

MensajeTema: Re: Consejos para educar a tu Loro en casa.   Mar Sep 04, 2012 10:50 am

yo tenia loritos pero siempre se me escapaban , me comieron dos los gatos y otros 4 desaparecieron blink.9 no mordian ni nada se acostumbran solos solo cuando son chicos es complicado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Consejos para educar a tu Loro en casa.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» consejos para el cuidado del planeta
» Consejos para propietarios de gatos
» Consejos para una mayor posesión
» Frente de batalla (esmeralda)
» Consejos para la celebración de juicios

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ZombVamp  :: Sociedad , Salud y Ambiente. :: Mascotas.-
Cambiar a: